TIEMPO EN FAMILIA

LA RIERA DE VALLFORNERS, una ruta de cuento en el Montseny

La Riera de Vallforners pertenece a la cuenca del río Besós y se la conoce también como Riera de Cànoves.  Discurre por los municipios de Tagamanent, Cànoves, Cardedeu y la Roca del Vallés, se encuentra en el Parque Natural del Montseny y desemboca en el río Mogent, en su parte alta se encuentra el pantano de Vallforners.

La ruta se puede empezar en Cànoves o, si se quiere acortar, en el aparcamiento de Sant Domènech. En el caso de recorrer solo la riera no vale la pena acortar la ruta ya que, desde Cànoves es más o menos una hora ida y otra vuelta por el mismo camino. Si decidís alargar el camino hasta el castaño de Can Cuch, otro clásico de la zona, la opción de acortar la ruta puede resultar interesante.

La ruta es de cuento, discurre entre bosque bastante frondoso, se atraviesa la riera en muchas ocasiones por pasarelas de madera, incluso un puente colgante, según el nivel del agua se crean pequeñas pozas encantadoras ideales para refrescarse en épocas de calor y el otoño y sus colores covierten la zona en un paisaje de postal.

En esta ocasión nosotros vamos a recorrer la riera desde Cànoves hasta el pantano de Vallforners ya que la excursión hasta el castaño ya la hicimos hace un tiempo.

En Cànoves existe un aparcamiento enorme y gratuito para dejar el vehículo en el mismo pueblo. Si decidís aparcar en Sant Domènech, dependiendo de la época del año, puede que tengáis que pagar.

Una vez estacionado el vehículo, cogemos la Av. Josep Crous, pasamos por delante del restaurante Can Garriga y seguimos por la crta. de Vallforners hasta que encontramos en una intersección las primeras señales que nos indican a la derecha el inicio de la ruta.

00.00 h. Inicio de la ruta. Señales verdes y blancas. Sendero ancho en pendiente descendente rodeado de bosque.

00.03 h. Nos encontramos el primero de los muchos puentes de madera que vamos a atravesar. El camino es ancho y cómodo y de momento discurre por la derecha de la riera en pendiente muy moderada.

Foto mayo de 2019

00.06 h. Señal de desvío a la derecha. El camino está perfectamente señalizado, es una ruta muy transitada y muy marcada.

00.08 h. Pasarela de cemento con escaleras de bajada para salvar el desnivel. El camino sigue siendo ancho, agradable y tranquilo entre árboles, seguimos por la pista principal señalizada.

00.22 h. Señal de desvio a la derecha. A la izquierda y algo elevado nos queda el aparcamiento de Sant Domènech. Al final del aparcamiento cogemos de nuevo a la derecha y atravesamos el puente colgante, giramos a la izquierda y seguimos junto a la ribera derecha de la riera.

El camino discurre tranquilo, por dentro del bosque, con mucha sombra, la vegetación es mayoritariamente de hoja caduca lo que le da al paisaje un especial encanto en otoño. Se atraviesa la riera en diversas ocasiones por pasarelas de madera hasta llegar a la carretera que va al pantano ce Vallforners.

00.32 h. Atravesamos la carretera y andamos por un camino habilitado a la izquierda de la carretera, después de un tramo de unos pocos minutos el sendero desciende de nuevo hasta la riera que volvemos a travesar por otra pasarela y seguimos por el camino que discurre a la izquierda del riachuelo.

00.58 h, Llegamos al aparcamiento del pantano. En este parking caben pocos coches y es interesante si no queréis hacer la ruta de la riera y sí subir al Castaño de Can Cuch, ya que os va a acortar mucho la ruta en un par de horas.

Aquí la riera forma un pequeño gorg donde hemos visto gente bañándose cuando la temperatura lo permite. Subimos por el sendero que hay a la izquierda del gorg y cruzamos la riera por un puente que hay en la parte superior para llegar a la carretera.

Cogemos la carretera y la reseguimos hasta el pantano. Es una pista asfaltada en pendiente constante, la verdad es que hasta llegar a la tanca del pantano se hace algo pesada.

01.15 h. Verja de acceso a la presa del pantano de Vallforners. Fin de la ruta. Desde aquí se puede seguir hasta el Castaño de Can Cuch.

Foto mayo de 2019

Hacemos el regreso por el mismo camino.

La Riera de Vallforners es una ruta corta, agradable, muy bonita y apta para toda la familia. Hay algunos pequeños desniveles y escalones así que si vais con niños muy peques que no caminen mejor el porteo. Es bonita en todas las épocas del año pero en otoño y primavera los colores son más intensos. Aunque la ruta es muy conocida y hay mucha gente, no vais a encontrar las aglomeraciones de otras zonas del parque.

Llegar a Cànoves en transporte público no és muy fácil, no hay tren, para ir en bus se ha de hacer desde Cardedeu, a donde sí que llega el tren. En conche desde Barcelona son unos 30 – 40 minutos.

La Riera de Vallforners es una ruta de cuento, animate a recorrerla.

Entradas relacionadas:

El torrent de Colobrers

El torrent dels Abadals

Podéis alargar la ruta hasta el Castanyer de Can Cuch.

Hicimos esta ruta en noviembre de 2023.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *