En nuestra última estancia en Lisboa nos decidimos a reservar un apartamento para cuatro en Lis Apartments.

Estos apartamentos fundados en 2018 se ubican en el barrio de Arroios justo entre las paradas de metro de Intendente y Martin Moniz, a 30 minutos en metro del aeropuerto y a unos 15 minutos a pie del centro de la ciudad.

Os voy a avanzar ya que el único inconveniente que le encontramos al apartamento es que se ubica arriba del todo de una calle con bastante pendiente, todo lo demás de ahora en adelante serán alabanzas.

Lis Apartments se sitúan en un pequeño edificio de apartamentos que consta de planta baja y dos plantas. Nosotros nos alojamos en la planta baja en un apartamento para cuatro personas.

El apartamento es de dimensiones generosas y muy profundo. La primera estancia que encontramos es el salón, un espacio común donde se encuentra la mesa (imagen destacada), el sofá-cama y la televisión. Esta estancia es exterior con una ventana que queda casi a ras de calle pero que cierra herméticamente y que además dispone de una cortina que aísla bastante de la luz. Como íbamos a utilizar el sofá cama para dormir lo encontramos montado, era muy cómodo.

La calidad del sueño es de diez, la calle es mega tranquila y por la noche no se oye ni una mosca.

Si nos adentramos la siguiente estancia es la cocina y justo frente a ella el acceso al cuarto de baño, en un rincón de esta estancia también se sitúa la lavadora.

La cocina es muy amplia, dispone de todo lo necesario incluido el lavavajillas. Menaje suficiente para nuestra estancia y también productos de limpieza tantoo para lavar los platos a mano, para utilizar el lavavajillas y también la lavadora, también hay paños de cocina.

Además de los productos de limpieza el alojamiento también proporciona los productos de cortesía habituales pero además no tuvimos que comprar ni aceite, ni vinagre ni café y aunque no la utilizamos también encontramos una botella de litro y medio de agua, el agua del grifo es buena. Encontrarse estos productos básicos en cantidades suficientes para una estancia de dos noches se agradece mucho, porque de tener que comprar seguro nos hubiera sobrado.

Incluso había en la cocina una especie de trapo de seguridad para apagar fuegos además de dos extintores en la casa.

El cuarto de baño esta perfectamente equipado con dispensadores de gel/champú y suficiente papel higiénico además de las correspondientes toallas y también el secador de pelo.

A partir de aquí y a través de un pasillo se accede al dormitorio  con dos camas perfectamente vestidas para no pasar nada de frío porque creo que no disponen de calefacción, la verdad es que ahora no estoy segura, nosotros tuvimos un tiempo estupendo. Desde este dormitorio se accede a una mini terraza interior donde hay un pequeño tendedero y una mesa con sillas, es un espacio casi diminuto pero puede servir para tomar un pelín el aire además proporciona algo luz natural a la estancia.

La atención por parte de los anfitriones fue muy buena, reservamos con Booking, no tuvimos ninguna incidencia, la comunicación siempre fue a través de la plataforma de Booking, nos recibió un chico que hablaba un poco de español, nos explicó todo y nos dio las instrucciones para hacer el check-out. El último día pudimos dejar las maletas en el apartamento y volver a buscarlas a la hora de salir hacia el aeropuerto.

Coqueto, moderno, cálido, amplio, funcional y muy correcto. Alojarnos en Lis Apartamentos fue una muy buena elección.

Si buscáis alojamiento en Lisboa y como nosotros preferís los apartamentos puede que Lis Apartments os resulten una muy buena opción. Si os decidís por ellos vuestras aportaciones después de vuestra experiencia serán bienvenidas en los comentarios.

La web oficial de estos alojamientos aquí.

Las opiniones de Tripadvisor aquí.

Nos alojamos en Lis Apartments en marzo de 2019.