La bonita localidad de Rodalquilar es una de las poblaciones pertenecientes a Níjar que se encuentran dentro del Parque Natural del Cabo de Gata y que durante el verano ve aumentar su población debido a la cercanía con el litoral.

En Rodalquilar se localiza Casa El Pintao.

Hemos ido varias veces y la experiencia no ha sido ni de lejos tan pésima como se muestra en algunos de los comentarios de la más conocida plataforma de opiniones.

En nuestra última visita nos sorprendió que hubiese sido remodelado y no solo el local y la terraza sino también la carta cambiando totalmente la filosofía de lo que se servía con anterioridad.

No voy a valorar mis experiencias previas a la remodelación ya que no tendría sentido sino que haré esta reseña en base a nuestra experiencia del último verano. Por esa misma razón tampoco creo que se deban tener en cuenta las opiniones previas a la remodelación subidas a la red.

Casa el Pintao se sitúa en una de las calles más concurridas de la población de Rodalquilar y donde se localizan la mayoría de locales de restauración de la localidad.

El local dispone de una terraza cubierta, ideal para la zona ya que suele ser muy calurosa, y un comedor interior. El mobiliario es bastante básico.

Se pueden hacer reservas, hay un teléfono de contacto en la puerta en el caso que el local se encuentre cerrado.

Fuimos un grupo de amigos, unos 14 en total entre adultos y niños y nos prepararon una mesa para todos en la terraza. El espacio es bastante amplio y las mesas no están nada apiñadas. El interior del local no parece que se utilice demasiado, almenos en verano.

La carta no es muy extensa y en ella predominan los pescados.

Las raciones son correctas, la presentación atractiva y el producto fresco.

Pero los precios están algo abultados, incluso teniendo en cuenta que es pescado. Igual si hubiera algún tipo de tapa más barata para compensar… de esta manera el precio medio por persona es considerable.

Lo anteriormente mencionado unido a que el servicio es algo lento hace bajar considerablemente la valoración del local, y es una pena porque la verdad que tanto esta última vez como las anteriores la comida nos pareció bastante correcta.

Esta es por supuesto una opinión muy personal basada en nuestra experiencia directa y estaremos encantados de recibir en comentarios vuestras apreciaciones si es que en alguna ocasión visitáis este local.

Visitamos casa El Pintao por última vez en agosto de 2019.