COMER Y DORMIR

CAMPING ALANNIA COSTA DORADA – L’Hospitalet de l’Infant

Situado en el limite sur del Hospitalet de l’Infant, en la playa de la Almadrava, el camping Alannia Costa Dorada es una buena opción para descubrir la zona cercana a la Ametlla de Mar, los pueblos ribereños de la comarca del Baix Ebre incluso el Delta del Ebro.

La playa de la Almadrava es una de las últimas playas extensas de la Costa Dorada y dan paso a un conjunto de calas que preceden al municipio de la Ametlla de Mar. A pesar de tratarse de un arenal tiene dos grandes inconvenientes, o no, depende de cada uno. Uno su cercanía a la central nuclear de Vandellós que afea la vista y otra que el arenal sólo se refiere a lo que queda fuera del agua ya que dentro el fondo es rocoso y se ha de ser consciente de ello para no dejarse los dedos. Pero que no os desanime la playa es muy chula con un sospechoso color azul, que me atrevería a decir que tiene que ver con el agua de refrigeración de la central nuclear, que queda precioso, y un paseo adornado por pequeñas y encantadoras casitas de veraneo.

El camping se localiza en primera linea de playa y con acceso directo.

Es un camping bastante grande y con múltiples posibilidades de alojamiento. Hay parcelas para acampar, para estacionar caravanas, bungalows de estilos diversos y bungalows con vistas al mar.

Nosotros nos alojamos en un bungalow Magnolia, no había disponibilidad en los de con vistas al mar cuando hicimos la reserva, y además eran algo más caros.

Los bungalow Magnolia son del estilo más común de bungalow, es decir módulos prefabricados con porche y toldo, ya nos hemos alojado otras veces en este tipo de bungalow. Se puede alojar un máximo de 6 personas, aunque sinceramente creo que moverse dentro 6 personas es complicado, y más si son 6 adultos, dispone de 3 habitaciones, 1 con cama doble y dos con dos camas individuales cada una, de las dimensiones normales de un bungalow, es decir estrechas. En las habitaciones hay pequeños armarios pero imposible ubicar el equipaje de 6 personas si cada uno lleva su propia maleta, es decir, imposible no, pero sí complicado. Como siempre las habitaciones también disponen de pequeñas estanterías y algún enchufe pero con la cantidad de aparatejos que llevamos ahora hay que hacer turnos para mantener los dispositivos cargados.

Las cortinas, como siempre, no son aptas para los sensibles a la luz.

La ropa de cama está incluida, esto hay que tenerlo en cuenta porque no siempre es así.

Las estancias comunes están formadas por el salón-comedor-cocina útil, funcional y muy correcto. La zona de comedor-salón la forman un sofá rinconero y tres sillas, lo que quiere decir que de ser 6 hay 3 personas que han de compartir sofá, y no es que no se pueda, poderse se puede, pero puede resultar que estéis algo apretados. El alojamiento dispone de televisión.

La cocina incluye todo lo necesario. Hay cocina de gas sin horno. El menaje imprescindible para 6 personas y microondas, echamos en falta la tostadora, casi el único electrodoméstico pequeño que consideramos imprescindible y que hemos visto en otros bungalows, y un punto positivo por el pequeño paquete de cortesía que incluía un poquito de detergente, una bayeta y un estropajo.

El cuarto de baño también muy similar al resto de cuartos de baño que se dan en este tipo de bungalow / módulo. Pequeño pero funcional. la ducha funcionó correctamente y estaban incluidas las toallas, que al igual que la ropa de cama es un tema a tener en cuenta porque no todos los alojamientos en camping las incluyen. El cubículo con el water se encuentra separado.

Muy importante si os alojais en verano es que este alojamiento tiene aire acondicionado. Con la reserva tienes derecho a unas horas limitadas, lo hacen para que se haga un uso responsable del aire y la gente no se lo deje en funcionamiento si no está en el bungalow. Pero creerme, es necesario, ya que la zona se caracteriza por ser muy húmeda y si las temperaturas son altas y la humedad también el calor resulta asfixiante. Además al tratarse de un alojamiento de dimensiones reducidas si se dejaban las puertas abiertas el aire refrescaba mucho el ambiente. Nosotros algunos de los días comíamos en el interior ya que a pesar de que comer en la terraza es más atractivo y no lo podemos hacer en nuestro piso (sin terraza), a las horas centrales del día no se estaba muy a gusto. Por la noche ya era otro tema, en la terraza se  estaba muy bien, hay suficiente mobiliario, también hay tendedero pero no hay pinzas.

Dentro del camping la distribución de los alojamientos es muy clara. A la entrada del camping y adosada a la recepción se encuentran los servicios comunes, un pequeño supermercado que te saca de un apuro, hay grandes superficies a pocos kilómetros en coche, un restaurante, que no pertenece al camping, que hace comidas para llevar, nosotros encargamos una paella que estaba más que correcta, y una tienda de ropa y complementos. No puedo opinar sobre las duchas, baños y zonas de limpieza comunes ya que no las utilizamos. Respecto a la basura hay contenedores de recogida selectiva tanto dentro del recinto del camping como fuera.

En la parte alta del camping se encuentra la piscina formada por una piscina grande, un jacuzzi / piscina redondeada más pequeña y una zona con chorros a modo masaje. En mi opinión el recinto de la piscina es bastante pequeño en relación a la cantidad de gente que se puede alojar en el camping, fuimos en época COVID y el aforo estaba limitado, había que reservar hora y a pesar de ello encontramos que había bastante gente, lo que nos hace pensar que se puede saturar fácilmente en épocas donde el aforo no esté limitado. En el exterior de la piscina se ubica un bar de estilo muy playero, que ofrece también de comer, este bar sí que está gestionado por el camping.

La animación es un no parar, hay animación para los niños, animación en la piscina, minidisco y animación nocturna. Nosotros no somos mucho de disfrutar de estos servicios ya que solemos salir a visitar los lugares cercanos y por las noches estamos agotados, pero para aquellos que no salgan del camping, en este no se van a aburrir.

Por último comentar que la estructura del camping es diferente a la que he visto en otros campings. Generalmente los alojamiento se encuentran separados teniendo en cuenta que los campistas han de aparcar su vehículo y que se agradece que esté cerca de la parcela. En este camping el tema del estacionamiento de los vehículo está solucionado de otra manera. Hay zonas de aparcamiento y zonas de alojamiento, de forma que cada alojamiento tiene su aparcamiento numerado en una zona cercana a su bungalow pero no al lado. Y luego están los bungalows que se agrupan por zonas, con un caminito para llegar hasta ellos y con mucha vegetación que hace que a pesar de que están unos bastante cerca de los otros queda suficiente intimidad.

El alojamiento incluye la conexión a WIFI de dos dispositivos, funciona regulero, pero sirve para las aplicaciones básicas.

Ninguna queja respecto a la atención del personal muy correcta en todo momento.

Noa alojamos casi una semana en el Alannia Costa Dorada, estuvimos muy a gusto y pudimos descubrir una zona de calas que teníamos en lista desde hacía bastante tiempo, disfrutar de una excursión en kayac por el Delta del Ebro y de un atardecer espectacular en la playa del Trabucador.

Si habéis llegado a esta reseña buscando información sobre este camping y os ha resultado útil, no olvidéis darle al like. Y aprovechad los comentarios para aportar vuestra experiencia, siempre es interesante tener visiones diferentes.

Nos alojamos en el Alannia Costa Dorada en agosto de 2020.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: