TIEMPO EN FAMILIA

VÍA VERDE DEL LLOBREGAT, de Cal Rosal a Sant Quirze de Pedret

En 1993 quedaban en España más de 7600 km. de vías de ferrocarril en desuso. Líneas que habían dejado de funcionar o que simplemente quedaron inacabadas. Desde el 1993 el programa Vías Verdes busca darle una segunda vida a estos trazados y mediante la Fundación de los Ferrocarribles Españoles ha ido recuperando estas vías y convirtiéndolas en caminos. Hoy día muchas de aquellas vías de ferrocarril se han convertido en caminos turísticos que se pueden recorrer a pie o en bicicleta, por tramos o en su totalidad, algunas son rutas cortas, otras largas pero todas recuperan un pedacito de nuestra historia y transcurren por paisajes muy diversos. En el artículo de hoy os voy a hablar de la Vía Verde del Llobregat.

La Vía Verde del Llobregat se extiende desde Cal Rosal hasta casi el pantano de la Baells. En su totalidad son unos 6,3 km. pero nosotros vamos a hacer el tramo hasta el Pont del Pedret y luego añadiremos la subida a Sant Quirze de Pedret. Esta vía verde recupera el antiguotrazado del ferrocarril Manresa – Olvan y discurre junto al río Llobregat en una zona que antaño poblaban numerosas construcciones relacionadas con la industria textil.

El camino es ancho, cómodo, sin apenas pendiente, a tramos despejado a tramos sombrío, atraviesa algunos túneles, se puede bajar hasta el río en los tramos accesibles o si se desea buscar algún rincón más solitario, desde el aparcamiento hasta el puente son unos 4,5 km. ida y otros tantos vuelta. El paisaje es muy bonito y el color del agua muy intenso, no vayáis con prisas y dedicadle una jornada completa.

La Vía Verde del Llobregat se puede hacer en cualquier época del año, especialmente recomendable el otoño y la primavera, por la intensidad de los colores y la suavidad del clima. En verano, los tramos más despejados pueden resultar calurosos, aunque se puede añadir el baño. En invierno se debería prestar especial atención a la temperatura ya que la zona está próxima al prepirineo. Nosotros hicimos esta ruta a finales de septiembre y las suaves temperaturas que tenemos «gracias» al cambio climático nos permitieron el baño.

El punto de inicio de este paseo es el aparcamiento de Cal Rosal, a la derecha de la rotonda que hay justo al entrar en el pueblo, el aparcamiento está bien señalizado. Cal Rosal es un municipio junto al río Llobregat ubicado justo en la confluencia de las poblaciones de Olvan, Berga y Àvia. Cal Rosal fue una colonia textil.


Como llegar a Cal Rosal en transporte público.

Tras la publicación del reel sobre este lugar en Instagram, muchos me preguntásteis si se puede llegar en transporte público, y la respuesta es que sí. La compañia Alsa hace el recorrido BCN Estació del Nord – Cal Rosal. Los laborables con 6 salidas y lo fines de semana y festivos con 4. La duración del trayecto es de más o menos unas 2.00 h y según el bus se realizan entre 6 y 7 paradas. El precio del billete es de algo más de 15€ por trayecto (2024). La verdad es que, no sale a cuenta, a no ser que no tengáis otra alternativa.

Consultad en la web de la compañia los horarios y tarifas actualizadas.


Llegamos a Cal Rosal en coche y estacionamos en el aparcamiento habilitado que está junto al punto de inicio de la ruta. No es una ruta que necesite mucha explicación ya que el trazado es en línea recta con inicio y final y sin posibilidad de desvíos pero os voy a marcar un poco los tiempo, teniendo en cuenta que la hicimos a un ritmo muy tranquilo, disfrutando del paisaje y parándonos a hacer fotos, así mismo os voy a marcar algunos puntos interesantes de la ruta.

00.00 h. Aparcamiento de Cal Rosal. La zona de estacionamiento es amplia pero no suficiente para épocas de gran afluencia. Si el aparcamiento esta completo podéis buscar sitio en el pueblo que esta justo al otro lado de la rotonda.

A los pocos minutos de empezar la ruta vamos a encontrar a la izquierda del camino las ruinas de unas antiguas viviendas que pertenecian a la colonia de Cal Rosal. Estan abandonadas desde que en 1992 cesó la actividad de la fábrica, hay un mural muy chulo que ocupa una de sus paredes.

A continuación vamos a pasar bajo el viaducto sobre el que se encuentra la c-16, la autopista de Montserrat. A los pocos minutos nos encontramos con la barrera que impide el paso al tráfico rodado.

00.20 h. Llegamos a una zona despejada que nos permite acercarnos hasta el río, aquí se ha formado una pequeña playa fluvial y cuando el río no pasa muy crecido se puede transitar sobre el por una pequeña presa. Al otro lado aún se pueden ver los restos de algunas construcciones.

Volvemos al camino y pronto llegamos a un primer túnel, de pocos metros, lo atravesamos y seguimos avanzando al mismo nivel del río, esta es una buena zona para refresarse, aunque con cuidado, el agua está fria y la corriente es fuerte.

00.48 h. Llegamos al túnel más largo de la ruta. Es grande e imponente y nos hacemos a la idea del tipo de máquina que pasaba por el. La iluminación se activa a nuestro paso.

00.56 h. A partir de aquí la pista asciende ligeramente casi sin darnos cuenta hasta que llegamos a un puente. El río nos queda varios metros abajo y una vez atravesdo, el río para a quedar a nuestra derecha.

01.10 h. Barrera al tráfico rodado.

01.17  h. Aparcamiento y Puente del Pedret. Este puente de estilo gótico se construyó entre los siblos XIII y XIV, esta formado por un arco central y dos arcos a la derecha y uno a la izquierda, su altura es considerable.

Atravesamos el puente y subimos por la pista hasta la ermita de Sant Quirze de Pedret, seran unos 10 minutos a pie. Esta iglesia de 3 nabes es de estilo románico y data del siglo XIII. Junto con el puente forman un importante conjunto arquitectónico. Desde Sant Quirze de Pedret se tiene unas vistas esplendidas.

La vuelta la vamos a hacer por el mismo sitio menos en un pequeño tramo. Cuando hayamos descendido desde la ermita hasta el puente, en lugar de cruzarlo vamos a coger el camino que sale a la izquierda justo antes del puente. En este punto el río forma unas pozas que se llaman las basses del Pedret (imagen destacada). No te decepcionaran si te acercas a visitarlas.

Si seguimos por esta pista enseguida vamos a llegar al río que se cruza por una pista y a continuación el camino enlaza de nuevo con la vía verde que vamos a coger dirección izquierda y, ahora si, vamos a deshacer el camino hasta llegar al aparcamiento.

Esta ruta es preciosa, es tranquila, bonita, fácil, para todos los públicos. Dedícale una jornada, llévate un bocata y descansa junto al río, remójate en ese agua tan revitalizante pero ten cuidado con las corrientes. Por todas estas razones este lugar recibe muchas visitas así que procura no dejar huella de tu paso, llévate los residuos que hayas podido generar. Sé un visitante responsable.

¿Conocías este tramo de ferrocaril recuperado?¿Conoces algúna otra via verde?

Artículos relacionados:

Rincones en el Berguedá a pie de carretera

Otros escribieron sobre este lugar:

Vía verda del Llobregat: de Cal Rosal a Pedret publicado en La elegancia de viajar

La vía verde del Llobregat publicado en Ruta con los peques

Hicimos esta ruta en septiembre de 2023

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *