Calpe es una de las localidades de la Costa Blanca que acoge a gran cantidad de turistas durante la época estival y por tanto vais a encontrar mucha oferta en lo que a gastronomía y alojamiento se refiere.

Escoger entre tan amplia gama de opciones se hace a veces difícil ya que uno no desea equivocarse, que le den gato por liebre o que le estafen. Por suerte hoy día disponemos de plataformas donde los usuarios pueden exponer sus opiniones y experiencias que ayudan a la hora de decidirnos por una opción u otra.

Otro tema a tener en cuenta es que al ser una zona muy turística la competencia es férrea, todos quieren ofrecer el mejor precio para atraer a cuantos más clientes mejor en la época de más trabajo y es fácil que la calidad de la comida y del servicio no sea todo lo buena que deseamos, no es bueno generalizar pero suele pasar con bastante frecuencia así que no suelo ir con demasiadas expectativas.

En el caso que nos ocupa nosotros hicimos caso a la recomendación de una familiar porque en la más conocida de las plataformas de opiniones el restaurante Las Olas de Calpe tiene una calificación justita.

El local se sitúa en el paseo marítimo de Calpe en los bajos de uno de esos enormes edificios que se encuentran en primera linea de mar y que tanto caracterizan el litoral levantino. El edificio debe datar, por su aspecto, de los años 70 u 80 y el local no debió nacer mucho más tarde. A primera vista no resulta  demasiado atractivo, la fachada exterior parece sacada de los primeros capítulos de Cuéntame, por suerte el interior ya no tanto, aunque la decoración esta algo descuidada con muebles aquí y allá sin ningún tipo de orden, se nota que trabajan mucho y prima la practicidad.

Es necesario bajar algunos peldaños para entrar al local así que si tú mesa se encuentra al lado de los ventanales tienes la sensación de comer a ras de suelo.

A pesar de que quizá no hubiéramos ido a parar a Las Olas si no nos lo hubieran recomendado repetimos un par de veces y es que la relación calidad precio creo que es buena teniendo en cuenta que carta y menú no incluyen platos extraordinarios si no más bien corrientes, de batalla, de menú de diario.

Pero nosotros fuimos por el arroz, un día una paella y otro un arroz del senyoret, también llamado a banda, ese que te lo trae todo peladito para no tomarse ninguna molestia. Los arroces nos parecieron buenos y además entran en el menú, son una de las opciones de segundo plato y lo han de comer un mínimo de 2 personas.

Hay opciones para los niños si como yo viajáis con dos melindrosas de esas que fuera de casa solo comen lo típico, por suerte a la mayor le encantan los arroces.

Es un local que suele llenarse en temporada así que es más que conveniente reservar mesa. Tienen menú diario a precio más que correcto,

El servicio fue correcto y rápido, sin florituras, van por faena.

Así que si estáis pasando una jornada en la playa y el sol os provoca tal aplatanamiento que se os quitan las ganas de cocinar, pasar del arenal de Calpe a Las Olas no os va a llevar más de medio minuto, y luego nos contáis.

Comimos en Las Olas en agosto de 2017, pero por las fotos de Tripadvisor la cosa no parece haber cambiado en exceso.