La casa rural Balaguer se sitúa en Chella, una localidad a unos 70 kilómetros de Valencia y dentro de la comarca del canal de Navarrés.

Chella es una localidad pequeña pero animada, y con unas calles en la parte alta del pueblo con una pendiente considerable. Es en una de estas calles, por suerte en la parte más baja, donde se encuentra la casa rural Balaguer.

Es una casa de pueblo de tres alturas completamente reformada.

En la planta baja y de acceso directo desde la calle hay un amplio salón-comedor-cocina, todo en una planta pero muy separado, es decir, un espacio con un sofá delante de la televisión que no interfiere con la zona de la cocina, muy grande al fondo de la estancia y en medio una amplia mesa donde se pueden ubicar con suficiente comodidad hasta 8 personas.

La cocina esta muy bien equipada con todo lo necesario. Productos de limpieza y papel de cocina en suficientes cantidades, también encontrareis restos de productos básicos dejados por otros huéspedes que van muy bien como sal, azúcar, aceite o pasta.

De menaje tendréis todo lo suficiente, tanto cubiertos, como platos y también sartenes (que no se pegan) y ollas.

También en esta planta un cuarto de baño de cortesía que se agradece porque de lo contrario toca subir hasta la primera planta.

En la primera planta hay un enorme cuarto de baño con bañera de hidromasaje, toallas a mogollón y suficiente papel de water. Hay un cuarto de baño en cada planta.

En esta misma planta un pequeño cuartito con la lavadora y el lavadero y también una habitación con cama doble.

En la planta superior se encuentran las otras dos habitaciones, también con camas dobles, en una de ellas incluso un sofá cama, y otro cuarto de baño con ducha.

Todas las estancias superiores, tanto las de la primera planta como las de la segunda, dan a un espacio que podríamos llamar ojo de patio, aunque no es a un patio a lo que se asoma, sino a la planta baja de la casa. Algunas de las estancias dan al exterior del edificio y otras a esta especie de patio de luces culminado por una claraboya que proporciona claridad y algo de calor lo que viene muy bien para secar la ropa.

En todas las habitaciones hay tele, armario y aire acondicionado que también hay en los espacios comunes.

Pasamos tres noches superbien y supertranquilos en la casa rural Balaguer, en Chella y en el canal de Navarrés.

La atención por parte de los anfitriones fue muy correcta en todo momento.

Tuvimos problemas con el WIFI que nos funcionó a unos mal a otros a ratos, a posteriori los dueños se pusieron en contacto con nosotros para comunicar-nos que el router estaba roto y que había que repararlo.

El único inconveniente de la casa es que no es apta para personas con movilidad reducida.

En Chella os podéis abastecer en un par de supermercados, uno en el centro y otro mucho más grande en la carretera a la entrada del pueblo.

Casa Rural Balaguer no tiene web pero sí que la podéis reservar a través de las diferentes plataformas de alquiler de alojamientos rurales. Tiene página de Facebook.

Donde comer en Chella:

En Chella hay algunos restaurantes para comer pero nosotros probamos Los Sapatericos justo en el centro, en la plaza Adolfo Gimenez del Rio.

Había mucho ambiente y comimos a base de raciones, tapas y bocadillos, la cantidades eran generosas, los precios ajustados y la atención muy correcta.

Podéis consultar su página de Facebook.

Si buscáis alojamiento en la zona del canal de Navarrés, Chella es una buena opción como cuartel general y casa rural Balaguer un alojamiento a tener en cuenta. Si decidís alojaros nos gustará saber que tal ha sido vuestra experiencia.

Nos alojamos en la casa rural Balaguer en agosto de 2019.