COMER Y DORMIR

ROSI LA LOCA TABERNA – Madrid

En el centro de Madrid, entre la Plaza del Sol y la Plaza de Jacinto Benavente, en la calle Cadiz se encuentra un restaurante de fantasía se llama Rosi la Loca.

Rosi la Loca es un restaurante inspirado en Alicia en el País de las Maravillas, o al menos muchos de sus elementos de decoración y de menaje así parecen indicarlo.

Su fachada es un desecho de colores muy vivos donde destacan los rosas pero también los amarillos que le dan contraste. Tiene una pequeña terraza exterior. Su interior no es demasiado amplio. Tiene dos plantas con mesas pequeñas, también tiene un reservado. Las mesas son para dos o cuatro comensales, no es un restaurante para grupos muy grandes. En el reservado caben unas seis u ocho personas.

La decoración interior es tan estridente como la exterior y la luz algo escasa.

En Rosi la Loca todos los platos y bebidas tienen un punto de locura pero incluso los más melindrosos van a encontrar un plato que se adapte a sus gustos.

En Rosi la Loca no es imprescindible pero sí muy recomendable reservar si no quieres tener que esperar para tener mesa. El restaurante es muy atractivo y instagrameable así que tiene mucha demanda.

Puedes reservar muy fácilmente a través de su web, la confirmación te llegarà al momento. Lee atentamente las condiciones de cancelación de reservas.

Os van a recibir a la puerta del restaurante, y lo van a hacer muy amablemente. La misma persona que te recibe te acompaña a la mesa, y con un uniforme que ya delata la experiencia que vas a vivir te pregunta si es la primera vez y te avisa de que lo vas a pasar muy bien.

Como éramos seis, nos tocó el reservado, la mejor mesa nos dijeron.

Has de consultar el menú cazando un QR y consultando online, como el reservado es muy íntimo nos facilitan el wifi para poder consultarlo.

En la carta todos los platos tienen un punto de locura pero no os asusteis y leed la descripción, hay platos tan clásicos como las bravas o los huevos estrellados, hay arroces, combinaciones para los que no quieran comer carne, un tataki riquísimo, ensaladas, unas croquetas muy divertidas… y no solo está todo muy rico también es muy divertida la presentación de los platos.

Las croquetas, la ensalada y las bravas.
El tataki y los huevos estrellados.
El arroz.
Los postres, una tarta de queso y el tiramisù, servido dentro de una cafetera italiana.

Es todo un espectáculo.

El servicio fue rápido, atento, simpático y paciente.

Al final tuvimos nuestro chupito de cortesía, las niñas uno sin alcohol.

Y no penséis para nada que os vais a dejar medio sueldo, nada de eso, no pagamos ni 25 euros por comensal incluidos postres.

¿Te atreves a viajar a un país de fantasía a disfrutar de una comida loca? Apunta esta taberna en tu lista de restaurantes a probar cuando vayas a Madrid.

Consulta la web de Rosi la Loca Taberna aquí.

Consulta su carta aquí.

Haz tu reserva aquí.

Hemos estado en Rosi la Loca por primera vez en junio de 2022.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: