Cuando visité Londres por primera vez, allá por el pleistoceno, era la primera vez que salía de mi barrio. Imaginad lo que supuso llegar por aquel entonces a Candem Town, una de las zonas más alternativas y extravagantes de la ciudad, donde la expresión choque de culturas se queda corta y cuna del rock y del punk. Si toda aquella gente hubiese sido un puñado de besugos yo hubiese sido una sardina, cantaba como una almeja.

Un par de décadas después he vuelto a Candem Town. De hecho en nuestra última estancia en Londres nos alojamos en este barrio, me sorprendió un poco que siendo un lugar tan visitado fuese donde encontré los alojamientos que mejor se adaptaban a mi presupuesto. Candem Town no es el centro de Londres pero queda bastante cerca en metro así que hay que tenerlo en cuenta no solo para visitarlo.

Al estar alojados en el barrio dejamos el paseo para el último día y la verdad es que al final nos faltó algo de tiempo. Candem Town requiere almenos una mañana completa para descubrir sus rincones más imprescindibles. La parada de metro de Candem Town es la mejor, os deja en todo el meollo. Nada más salir ya vais a empezar a ver a la derecha las originales, típicas y coloridas fachadas de tiendas decoradas con objetos gigantes.

Puede parecer sorprendente pero no fue hasta 1971 que esta zona de edificaciones industriales empezó a arrendarse a comerciantes que la fueron convirtiendo poco a poco en un mercado o mejor dicho en mercados ya que el mercado de Candem está conformado por 6 mercados diferentes aunque están tan próximos unos a otros que forman un conjunto bastante homogéneo.

Quizá no haya un plano o mapa guía para descubrir Candem, quizá debas dejarte guiar por los colores, los olores o los sabores para descubrir los diferentes rincones de los diferentes mercados, cada uno con sus propias características, puede que los más diferenciados por su fisonomía urbanística sean Candem Lock y Stables Market.

Candem está animado todo los días pero tradicionalmente el día de más ambiente es el domingos, se dice que por Candem pueden llegar a pasar cada fin de semana unas 100.000 personas. Es un barrio caótico, mezcla de estilos y culturas, donde vais a encontrar todo tipo de tiendas, de souvenirs, de ropa, de ropa de segunda mano, las llamadas Charity shops, puestos callejeros de comida, cuadros, zapatos, pastelerías, tiendas de muebles… hay que dejarse seducir por los diferentes espacios, no importa cuales sean tus gustos, seguro que en Candem encuentras los que buscas.

Stables Market es la zona donde antaño se situaban los establos y es un conjunto de pequeños comercios, unos al lado de otros en unos callejones donde no es fácil pasear si hay mucha gente, pero que tienen su encanto. También aquí vais a encontrar una de las tiendas más originales, coloridas y fácilmente identificable “Cyberdug”, no dejéis de entrar si lo vuestro son los colores flúor.

Los admiradores de Amy Winehouse tampoco pueden perderse la visita a Stables Market ya que es aquí donde la familia, amigos, vecinos y fans de Amy Winehouse homenajearon a la cantante después de su trágica muerte, buscad la estatua de bronce y de tamaño real de una de las vecinas más ilustres de este barrio.

En las zonas más espaciosa de Stables Market se han situado los puestos de comida, con espacios habilitados como terrazas. En la parte que se encuentra al lado del Regent’s Canal también vais a encontrar multitud de puestecitos de comida con sus correspondientes terrazas. No se si el clima de Londres invita demasiado a sentarse en estas terracitas, seguro que a los londinenses no les importa tanto como a los foráneos, ellos ya están acostumbrados, pero a pesar de que os podéis encontrar con un ambiente algo húmedo, hay tantas opciones gastronómicas que se me hace difícil pensar que no encontréis la vuestra. ¡¡¡Si hasta hay un Enrique Tomás!!!

Si hace 20 años me sentí “normal” al visitar Canden, ahora os puedo decir que esa sensación se ha disipado. Quizá yo tenga más experiencia vital, quizá lo que me pareció diverso o diferente ya no lo es tanto para mi, quizá el término alternativo ya no tenga las connotaciones que pudo tener antaño, el caso es que Candem es uno de los cuatro lugares más visitados de Londres y a él se acercan todo tipo de personas, puede que por ello haya perdido parte de aquella esencia que lo hacía tan diferente, diverso, alternativo y peculiar, deberéis juzgar por vosotros mismos y si vais por primera vez estoy segura que no os sentiréis fuera de lugar.

Si queréis completar información para la planificación de vuestra visita hay infinidad de artículos publicados en webs y blog. Os adjunto un par:

La guía definitiva para visitar Candem publicado en Strawberry Tours

Mercado de Candem en Londres publicado en Callejeros Viajeros

Si este artículo os ha aportado algo interesante no olvidéis darle al like y por supuesto todas vuestras aportaciones son bien recibidas en los comentarios.