Esta serie investiga un asesinato.

Lo sabemos desde el minuto 0.

Durante 7 episodios la trama se va a centrar en ponernos en antecedentes para desvelarnos en el capítulo final el hecho que se investiga.

Un grupo de mujeres pertenecientes a la clase acomodada de la ciudad de Monterrey, al norte de California, y la relación que se establece entre ellas es el núcleo de esta historia costumbrista donde todo parece perfecto pero que de puertas para adentro nada es idílico.

Celeste (Nicole Kidman) una abogada que no ejerce es la madre de dos pequeños gemelos y esposa de un ejecutivo de éxito, una pareja tremendamente atractiva con una relación tóxica de la que Celeste intentarà huir. De personalidad arrolladora, Madeline (Reese Witherspoon), madre de dos niñas y casada en segundas nupcias con alguien que no está en su misma onda, no se lleva bien con la pareja de su ex que reside en la misma ciudad y Jane (Shailene Woodley) una madre soltera de recursos algo más limitados que llega nueva a Monterrey y que lucha contra un hecho de su pasado que la atormenta mientras intenta hacerse un hueco en la comunidad.

Las tres mujeres van a desarrollar una relación de amistad/lealtad a pesar de los secretos que se guardan las unas a las otras. Se sirven conflictos para todos los gustos, de pareja, de progenitores e hijos, de colegio… se abordan temas como la violencia machista, el miedo, la inseguridad, la adaptación a los nuevos entornos, los prejuicios hacia los recién llegados, el acoso escolar…. Drama, intriga, comedia… la serie es una mezcla de géneros con una buena ambientación, se sitúa en la zona del la Pacific Coast Highway, y fotografía y con unas actuaciones más que destacables que han sido merecedoras de diversos premios.

He de confesar que al principio me costó engancharme a esta versión oscura de Mujeres desesperadas pero a medida que avanza la historia la angustia, unas veces, la indignación, otras, provoca en el espectador una especie de necesidad de que estas mujeres se rebelen contra el saber estar y manden a la porra la comodidad de sus vidas para poder vivir con plena libertad y sin los traumas que las acechan.

El desenlace es tremendo y está bien resuelto. No lo vi venir con demasiada antelación.

Se prepara ya la segunda temporada que contará con la participación de la gran Meryl Streep.

También escribieron sobre esta serie:

Big Little Lies: una oda a la complejidad femenina escrito por David Ontoria y publicado en Revista Cactus

Big Little Lies es una maravillosa exploración de las caretas que usamos en nuestra vida social publicado en EspinOf