Para nuestro viaje a Amsterdam empezamos buscando alojamiento en hoteles. En seguida lo descartamos ya que al viajar 5 personas es prácticamente imposible encontrar una habitación donde alojarnos todos juntos así que pronto pasamos a los apartamentos. Utilizamos las típicas páginas de alquiler vacacional y lo primero que nos dimos cuenta es que no iba a resultar fácil encontrar un lugar que no estuviese excesivamente lejos del centro y a un precio justo, llegué a ver apartamentos por 500 y 600 euros la noche.

No se como llegamos a la web de Yays y no fue difícil decidirse.

Yays tiene tres edificios de apartamentos en la ciudad. Funcionan como un hotel con recepción las 24 horas pero son apartamentos por lo tanto los servicios no son los mismos.

Nosotros reservamos en el edificio Oostenburgerbracht que se encuentra a unos 20 minutos caminando en dirección este desde la estación central, al lado del molino cervecero.

Cogimos un apartamento para 6 en el que hubieran dormido cómodamente 7 personas ya que disponía de 2 camas grandes, un sofá cama grande y cómodo y una cama individual. Una de las camas grandes y la individual en un altillo al que se accedía por unas escaleras.

El apartamento es amplio y muy luminoso, tiene tres grandes ventanales que se pueden cerrar con unas cortinas enormes que amortiguan muchísimo la luz, a nosotros nos toco un apartamento que daba a la parte trasera del edificio y era bastante tranquilo, solo algunos ruidos provocados por otros huéspedes pero fueron puntuales. Dispone de cocina con nevera, lavavajillas, microondas, calentador de agua para infusiones y cafetera nespresso.

Tiene dos cuartos de baño uno con ducha, en este baño hay secador, y el otro con bañera dentro de la habitación de matrimonio, esta habitación se puede cerrar con una puerta corredera.

Dentro del apartamento disponemos de toda la ropa de cama necesaria, toallas, champú, gel y body milk. También hay infusiones, azúcar y capsulas de café (nespresso) de cortesía. También tienes bolsas de basura, lavavajillas, pastillas para el lavavajillas, estropajo y paños de cocina.

La tele no conecta con ningún canal en español pero es moderna, es decir si te llevas un USB con películas puedes utilizarlo.

Es un apartamento por lo tanto la limpieza durante vuestra estancia corre de vuestra mano ya que solo se realiza limpieza en estancias que sobrepasan determinado número de días.

El personal es muy amable, vimos a bastante gente trabajando, algunos de ellos hablan español, son jóvenes y muy dispuestos.

La ubicación es muy buena. Se puede ir al centro caminando, se tarda unos 20 minutos pero también se puede coger el bus número 22 en una parada saliendo del edificio a la izquierda el mismo autobús para en dirección contraria justo enfrente del edificio, o si lo preferís el establecimiento dispone también de bicicletas que se alquilan.

El precio después de todo el estudio de mercado nos pareció bastante justo, en total algo más de 1000 euros las 4 noches más un deposito de 300 euros que desbloquean pocas horas después del check-out si todo es correcto.

Foto destacada: Hotels.com

collage