Un fin de semana casi siempre es poco tiempo para conocer profundamente una ciudad, en el caso de Edimburgo si uno planifica bien su tiempo y tiene claras sus prioridades un fin de semana aprovechado puede dar para llevarse una muy buena visión general de esta ciudad, eso sí, olvidémonos de explorar, por ejemplo, los museos, aquellos que sean amantes del arte, en mi caso eso no supone un problema.

Llegamos a Edimburgo sobre las 14.00 horas del viernes. Desde al aeropuerto al centro de la ciudad en autobús tenemos algo así como unos 30 minutos así que a eso de las 15.00 ya estamos haciendo el check-in en los apartamentos donde nos vamos a alojar durante las siguientes dos noches.

Poco rato después ya estamos listas para empezar a explorar la ciudad, no sin antes acercarnos a comer a un local que nos ha recomendado Gema, la chica que nos ha gestionado el apartamento, después de meternos entre pecho y espalda unos fish & chips en un emblemático local de la ciudad situado en George Street, The Standing Order, nos disponemos a explorar parte de la New Town de camino a Dean Village.

Dean Village (dean viene de dene o valle profundo) es una zona al este de la New Town que fue una pequeña localidad, hoy anexionada a Edimburgo, Se fundó en el siglo XII, durante años fue una zona próspera, pero poco a poco fue cayendo en decadencia hasta que sobre los años 70 del siglo XX se empezó su reconstrucción. Es una zona encantadora al lado del río Leith por el que transcurre un encantador paseo. Sus construcciones mantienen un aspecto bucólico y la zona transmite paz y tranquilidad a muy pocos minutos del centro de la  ciudad.

Dean Village

De vuelta al centro damos también un paseo por la zona de los Mews. Los Mews son calles estrechas y empedradas donde encontramos construcciones adosadas que en los siglos XVII y XVIII albergaban establos y caballerizas para familias adineradas, en la parte superior solían vivir los sirvientes. Estas calles se localizan, en su mayoría, en el barrio de Stockbridge, una zona por la que también paseamos de vuelta al centro.

La zona de los Mews

El viernes ya no nos da para más, la jornada empezó muy temprano y no tenemos fuerzas ni de cenar fuera así que nos surtimos de provisiones y tomamos un bocado antes de disponernos a descansar para la jornada del sábado.

El sábado es nuestra segunda jornada en Edimburgo. Durante la mañana haremos un free tour con la gente de Sandeman’s. Empezamos a las 10.00 en el ayuntamiento de la ciudad para dirigirnos hasta la catedral de Saint Gilles, después bajamos por George IV Bridge hasta The Elephant House, una cafetería muy conocida porque dentro de ella J.K. Rowling gestó algunas de las novelas de Harry Potter, después el tour sigue hasta el cementerio de Greyfiars, donde se encuentra el famoso perrito Bobby, icono de la ciudad. Las celebridades enterradas en este cementerio también inspiraron a J.K. Rowling para la creación de algunos de sus personajes. Nuestra guía, Sandra, nos explica un montón de historias sobre el cementerio todas ellas la mar de curiosas e interesantes. Después del cementerio seguimos nuestro paseo por la Old Town hasta Grassmarket una animada zona llena de locales que en tiempos pasados fue el lugar donde se encontraba la horca y por consecuencia donde tenían lugar las ejecuciones. Desde Grassmarket subimos por Victoria Street, esta conocida calle también sirvió a J.K. Rowling mientras pensaba en el callejón Diagon, los colores de sus edificios le dan un aspecto muy característico. Seguimos hasta The Hub una antigua iglesia gótica hoy día sede del Festival Internacional de Edimburgo. Esta iglesia se sitúa en la parte alta de la Royal Mile, la arteria principal de la ciudad que va desde el castillo hasta el palacio de Hollyrood. Acabamos nuestro free tour en el Makar’s Court, uno de esos callejores que salen a los lados de la Royal Mile y que en ocasiones simplemente son un pasillo, en otras esconde patios encantadores. En el Makar’s Court se sitúa el museo de los escritores dedicado a Robert Louis Stevenson, Robert BurnsWalter Scott, es un museo gratuito, una forma de ver lo que era una vivienda por dentro, nosotros no entramos.

Hacemos una pausa para comer, esta vez lo haremos en un pub de Grassmarket, el Maggie Dickson, otra ilustre de la ciudad, tenemos tiempo hasta las 14.00 horas momento en el que empieza nuestro tour por el castillo de Edimburgo.

Continua en la siguiente entrada.