Cuando uno acaba de ver todas las temporadas de una serie o de leer todos los libros de una colección, suele quedarse con una sensación de pérdida, bueno si sois como yo que empatizo enseguida con los personajes.

Después de 8 años, la serie empezó a emitirse en 2008, he de deciros que la sensación que me ha dejado el final de Sons of Anarchy no es exactamente la de pérdida, y os explicaré porqué.

Los Sons of Anarchy, son un club de moteros de California, que se dedican al contrabando de armas, tienen un taller mecánico de coches que es el negocio legar pero realmente son unos delincuentes. Jackson Teller es el mas joven de los integrantes del club, hijo de un antiguo dirigente muerto e hijastro del actual líder. A parte de los Sons la zona esta dominada por diferentes bandas de delincuentes, los Mayans (mexicanos) o los Niners (negros) son algunas de ellas pero no todas, al final ya perdí la cuenta. La policía que esta al tanto de todo no se sabe bien de que palo va, unas veces persiguen sus fechorías, otras colaboran con ellos, otras hacen la vista gorda pero en la mayoría de los casos sale mal parada. Y en medio de todo esto la madre de Jax, Gemma Teller, que en realidad es el papel principal de la serie y que por lo bajini suele dominar el cotarro. Así explicado suena un poco simple pero ha sido una serie tremendamente complicada de seguir, sobretodo nos costó empezar y acabar la última temporada ya que la penúltima fue bastante intensa y acabó con un hecho brutal que marcó un desenlace que empezó en el primer capítulo de la última temporada y que han tardado 13 episodios en solucionar, y los últimos de más de 1 hora de duración.

Si no habéis visto Sons of Anarchy os animo, es una serie muy buena que mantiene ritmo e interés durante sus 7 temporadas y con un nivel muy aceptable, cierto es que la última puede que no este al mismo nivel que el resto pero uno se ve empujado a seguir viéndola por la ganas que tiene de ver como solucionan semejante berenjenal. Es una serie que ha gozado de gran reconocimiento y también del favor de la audiencia gracias en parte a unos guiones muy currados y un casting impecable capitaneado por Katey Sagal, la madre de Matrimonio con hijos, aquí en un papel totalmente opuesto a la histriónica Peggy Bundi, y con unos secundarios de 10.

Sons of Anarchy es mafia moderna, es intensa, muy dinámica, una telaraña de relaciones humanas donde la lealtad se cuida hasta la muerte y la traición se paga con la misma, una serie muy violenta donde la vida humana carece de ningún respeto pero donde los lazos que unen a los miembros del grupo son mas fuertes como los familiares. Preparaos para amar y odiar a Jax Teller a partes iguales.

Acabar de visionar esta historia es cerrarla a cal y canto, sin ninguna pena, uno tiene tantas ganas que los personajes paguen por lo que hacen que no hay otro final posible.

Para deleite de los fans se está gestando un spin-off basado en otra de las bandas que aparece en Sons of Anarchy, Los Mayans, veremos si finalmente ve la luz.

Web consultada: http://tvlia.com/2010/09/cinco-razones-para-ver-sons-of-anarchy