Buscar alojamiento cuando se viaja con niños no es nada fácil. No todos los hoteles piensan en los más pequeños lo que provoca que muchas veces nos decidamos por los apartamentos.

Para nuestro viaje a Sevilla sopesamos las dos opciones. El tema precio no suele ser algo que nos haga decidir por una u otra opción a no ser que a diferente precio se nos ofrezcan las mismas prestaciones. Lo que más pesa suele ser la opinión de otras familias a la hora de valorar un alojamiento. Eso fue lo que nos hizo decidirnos por reservar en este hotel de la cadena Petit Palace. Que una cadena se ponga ese nombre ya nos hace esperar algo bastante aceptable pero es que en este caso no nos equivocamos.

El Petit Palace Canalejas se encuentra en la Calle Canalejas, 2 de Sevilla, muy cerca de la Plaza de Armas, donde te deja el autobús del aeropuerto y a unos 15-20 minutos de la catedral. Es un hotel muy céntrico y cómodo y no muy grande.

Nos alojamos en una habitación para 4 personas. Las niñas dormían en literas, pero no unas cutres sino unas muy resistentes con unos colchones muy consistente. Un pequeño fallo tenían, la litera de arriba no tiene barrera pero lo solucionamos utilizando la escalera como barrera. Es cierto que las habitaciones pueden pecar de pequeñas, si comparamos con otras habitaciones familiares donde nos hemos alojado, pero era muy funcional y contaba con todo lo necesario además de ser muy luminosa y al dar a una calle con poco tráfico y encontrarnos en la tercera planta también muy silenciosa.

El cuarto de baño muy correcto, con las amenities necesarias y secador de pelo, además nos tocó una ducha con hidromasaje.

El hotel ofrece desayuno bufett. En el hay cafés, infusiones y zumos. También bacon, huevos revueltos, tortilla de patatas y mini salchichas. Variedad de quesos y embutidos, algo dulce y cereales. Nos resultó muy cómodo para salir del hotel ya dispuesto a patear la ciudad.

Por último mencionar los detalles para los niños. Al hacer la reserva había la opción de un obsequio para los más pequeños que nos entregaron al llegar al hotel.

También había la opción de tener la hora de salida a las 15.00 h. aunque no lo utilizamos es algo a tener en cuenta. El hotel tiene wifi en las habitaciones y algunas otras cortesías con los clientes.

Por último he leído en alguna web que incluso aceptan mascotas.

El personal en todo momento fue muy amable.

collage

Foto destacada: Booking.com