Hace un par de semanas nos marchamos al Perigord Noir a disfrutar de esa semana fuera de temporada que nos gusta tanto. En temporada baja y con buen tiempo solemos pasar al año una semana la mar de relajada haciendo turismo por alguna parte del mundo. Este año hemos decidido volver a Francia ya que hacía algunos años que no lo hacíamos. Francia es uno de nuestro paises preferidos, porque esta cerca y porque cualquier rincón depara una sorpresa además de ser un país muy cómodo para viajar y ofrecer mucha oferta turística.

El Perigord Noir es una zona a medio camino entre Barcelona y París, muy verde y bañada por el rio Dordoña ofrece unos paisajes expléndidos y unos pueblos encantadores. Es una zona ideal para los amantes de los castillos.

Estábamos alojados en el Camping Le Montant, muy tranquilos, prácticamente solos y desde allí pudimos, en un radio de unos 20 km visitar algunos de los pueblos más bellos de Francia.

Beynac es un pueblo encantador a la orilla del dio Dordoña. Un paseo bien vale la pena. Arriba el castillo que, aunque es privado, se puede visitar y la iglesia. Abajo la Dordoña. Desde su pequeño puerto se pueden hacer paseos por el río de unos 40-50 minutos. Recomendable y refrescante. Beynac ha servido de escenario para algunas películas como Chocolat, Juana de Arco de Luc Besson o Los Visitantes.

p6010084

Vista de Beynac desde el Dordoña

El castillo y pueblo de Castelnaud. La visita al castillo es libre y vale mucho la pena. En él un museo sobre la guerra. En los jardines exposición de catapultas y magníficas vistas sobre la región.

p6030250

El castillo de Castelnaud

El castillo y los jardines de Marqueyssac. Unos jardines colgantes que permiten ver desde las altunas La Roque-Gageac, Beynac y Castelnaud. En los jardines hay diferentes espacios y un itinerario señalizado para no perderse ningún rincón. No es de lo más bonito que pudimos ver.

imgp2333

Jardines de Marqueyssac

Paisaje de la zona desde Domme un pueblo medieval con una bastilla que quizá era en el que más gente encontramos, también porque era domingo y porque es considerado uno de los pueblos más bellos de Francia. En Dome también se pueden visitar unas cuevas, tenéis la entrada en el mismo centro del pueblo. El paisaje de la zona recuerda un poco a la Toscana.

p5310010

Vistas desde Domme

La Roque-Gageac (foto destacada del artículo) también a la orilla del Dordoña es uno de los pueblos que figuran en el listado de los pueblos más bonitos de Francia. La vista de su fachada es lo más espectacular ya que todas las casas han crecido al amparo de la roca y mirando al río. El paseo es fácil ya que una única calle en un segundo nivel recorre el pueblo dejando por debajo una hilera de casas y por arriba otra enganchada a la roca. El pueblo es precioso.

Rocamadour, es otro de los pueblos que se hayan en el listado de los pueblos más bellos de Francia. Era un pueblo que teníamos pendiente desde que en el 2002 estuvimos en los castillos del Loira y de bajada no lo visitamos por culpa de un dolor de espalda. La visita al santuario de Rocamadour es espectacular, una vez se cruza el túnel y se entra da la sensación de estar en la ciudad blanca de El señor de los anillos Eso y su castillo es lo que más vale la pena junto a la vista del conjunto ya que la calle principal del pueblo es como cualquier otra, salpicada de comercios y restaurantes.

p6020187

Vistas de Rocamadour

Por último Sarlat, una de las poblaciones más interesantes dela zona, es una localidad encantadora. Con un montón de bellos rincones, todos muy bien conservados. Parece que te encuentres en plena edad media. Todo muy cuidado. En Sarlat estuvimos tres veces y el paseo fue muy agradable en las tres ocasiones. Es una ciudad encantadora de verdad.

p6010123

Sarlat