El punto de inicio de esta ruta es la Zona de Acampada Monte Oltà. Para llegar a este lugar desde Calpe hemos de ir en dirección a la estación de tren de la localidad. Desde la estación de tren vamos a ir subiendo por la carretera siguiendo las indicaciones que en pocos kilómetros nos llevan a la zona de acampada situada en la parte alta de la sierra.

Desde la zona de acampada ya vamos empezar a ver las señales que indican nuestro destino. Son señales blancas y amarillas que indican sendero PR (pequeño recorrido). El camino asciende y en pocos minutos vamos a llegar llegar a una pista forestal, seguiremos caminando y en unos pocos minutos más llegaremos a un cruce de pistas con indicadores de madera que indican a la izquierda La Canal y Oltà Nord, tenemos que coger esta dirección.

Seguimos subiendo por una pista ancha hasta que llegamos a una cadena que regula el tráfico rodado. Por esta zona se disfruta de unas vistas espectaculares vistas de Calpe hacia le norte, el Cabo de Moraira y el Peñon de Ifach, el día que nosotros fuimos no había demasiada buena vista, pero uno se puede imaginar como debe ser en días claros y despejados.

Seguimos en constante pero relajada ascensión hasta llegar a un depósito de agua donde vamos a encontrar más postes indicativos de madera, aquí sí, ya tenemos una señal que indica la Ermita Vella, esta pista ya es casi plana y nos va a llevar en unos 750 metros a nuestro destino.

Continuando por el camino indicado llegaremos de nuevo a otro poste indicativo donde señala que debemos desviarnos a la derecha para encontrarnos de frente con la Ermita de Sant Francesc o Ermita Vella. Si lo deseamos una vez visitada la ermita podemos volver hasta esta última señal y seguir adelante por el circuito principal que nos llevara en poco más de 2 kilómetros hasta la cima de Oltà.

Si decidimos acabar nuestra ruta en la ermita vamos a encontrar una zona habilitada con mesas para pic-nic, fuente y también unas muy buenas vistas aéreas sobre la zona.

El regreso lo haremos por el mismo camino.

Es una ruta muy corta y sencilla y apta para todo tipo de público y edades ya que transcurre casi en su totalidad por caminos muy anchos y fácilmente transitables. Nosotros la hicimos en agosto y por la tarde, no hay demasiada vegetación así que es la única forma de hacer la excursión a la sombra ya que por la tarde a esta parte de la montaña ya le da la sombra. Tardamos unos 40 minutos ida y más o menos lo mismo de vuelta haciendo paradas y a paso tranquilo.

En el trayecto de subida hay un par de fuentes pero las encontramos secas, la fuente que hay en la explanada de la iglesia sí que tenía agua.

Si os gusta esta entrada no dejéis de darle al like y si os animáis a hacer-la no lo dudéis, volved  a contarnos que tal os ha parecido.