Cuando nos desplazamos a una ciudad cercana a casa para pasar poco tiempo o cuando buscamos alojamiento para hacer parada técnica en algún viaje más largo solemos tener en cuenta esos hoteles de ciudad que ofrecen habitaciones familiares.

Últimamente no está resultando nada fácil encontrar hoteles con habitaciones para cuatro personas así que puede que este artículo sea de utilidad para aquellos que como nosotros viajáis en familia. Pronto nos será imposible alojarnos en habitaciones de este tipo ya que están pensadas para niños menores de 12 años y nuestra hija mayor está a punto de cumplirlos, y puede que debamos descartar esta opción y buscar otra alternativa ya que pagar por dos habitaciones puede que no sea conveniente económicamente hablando.

De momento os podemos recomendar el Hotel Astari, donde nos alojamos en nuestra última visita a Tarragona. Se sitúa en la Via Augusta, esa que en época romana comunicaba Roma con Cádiz, y muy cerquita andando del anfiteatro romano y del centro de la ciudad.

El hotel es el típico hotel de ciudad práctico y funcional. Con un amplio vestíbulo donde hay espacio para el relax además de acceso a una terraza exterior que seguro apetece mucho en épocas de temperaturas agradables y también una sala con billar. Desde el vestíbulo se accede también a la zona de comedor donde se sirven los desayunos a un precio de 9 euros por persona. A nosotros no nos sale muy a cuenta ya que se paga lo mismo si se es adulto o niño y nosotros tenemos claro que nuestras hijas no gastan ese dinero en desayunar así que casi siempre salimos fuera. En las cercanías del hotel hay cafeterías donde poder hacerlo.

La habitación puede que no fuera tan amplia como otros hoteles que hemos visitado pero era muy correcta, con 4 camas, televisión, caja fuerte, armarios, mini-bar y las amenities necesarias para la estancia de una noche.  La iluminación era buena y las cama cómodas, la temperatura dentro de la habitación la correcta, no pasamos frío, viajamos en enero.

El cuarto de baño era quizá lo más sencillo. Con todo lo necesario pero algo pequeño, siempre comparando con otros hoteles de las mismas características claro. No nos importó mucho era suficiente para nuestra corta estancia. Lo que si funcionaba súper bien era el secador de pelo.

No nos tocó una habitación con balcón pero fue mejor así ya que pudimos ver que las habitaciones con balcón eran las que daban a la carretera, no sabemos si esas habitaciones eran más o menos ruidosas pero evidentemente las probabilidades de que lo fueran eran mayores. En cambio la ventana que iluminaba nuestra habitación ofrecía unas buenas vistas del litoral tarraconense.

Espero haber añadido algo más de información sobre este alojamiento que la que normalmente se encuentra en las páginas de reservas (nosotros hicimos la reserva directamente con el hotel) y que esta información os sea útil.

Si lo deseáis podéis leer las opiniones que otros viajeros han dejado en Tripadvisor.

Si es así no dudéis en volver y compartir con nosotros vuestra experiencia y si os ha gustado esta entrada ya sabéis, nos hacéis un like.