Otra cortina de humo, y ya no se cuantas van. Otra cortina de humo para tapar tantos y tantos problemas que tiene este país. Ahora resulta que la clase política se siente insultada y injuriada porque algunas personas se han atrevido a hacer algunos comentarios inapropiados por Twitter a raiz del asesinato de la Presidenta de la Diputación de León y poseedora de unos 12 cargos más.
Bueno pues yo me pregunto el porqué de todos estos comentarios. No conocía a esta señora, en realidad no sabía de su existencia hasta el mismo día de su muerte pero que ostentase la presidencia o fuese la mayor responsable de 13 instituciones diferentes me hace reflexionar y la primera conclusión a la que llego así sin pensar demasiado es que eso de mandar en tantos sitios en mi pueblo tiene un nombre: caciquismo, parece una palabra obsoleta, como del siglo pasado, pero lamentablemente creo que en algunos lugares aún se da. ¿Y alguien ha visto el final de Tierra de Lobos? Pues eso. Y no estoy defendiendo a las asesinas, quitar la vida a alguien me parece el acto más atroz que puede realizar un ser humano aunque creo que no el más perverso.
Con todo esto quiero decir que a pesar de la confesión de la autora nunca sabremos las razones que semejante acto esconden y tampoco sabremos el porque de todos los comentarios posteriores en Twitter. Porque resulta que no se puede hablar, no se pueden decir según que cosas y menos de los muertos, porque esta mal visto, porque son injurias, porque nos pueden denunciar y encarcelar.
Pues señores yo llevo años sintiendome insultada y ninguneada.
Me siento insultada cuando una persona ostenta 13 cargos políticos que se le han asignado a dedo y yo como ciudadana no puedo realizar dos trabajos en la administración pública a los que debo acceder por concurso-oposición por tratarse de competencia desleal.
Me siento insultada cuando se hacen recortes en la seguridad social y se cierran plantas y quirófanos en hospitales públicos para que puedan disfrutar de ellos la sanidad privada.
Me siento insultada cuando los mandatarios eclesiasticos tienen poder absoluto para decir lo que quieran, muchas veces de un calibre especialmente cruel, y que no se les exiga ni siquiera una disculpa. Y no hablemos de pseudoperiodistas y tertulianos varios.
Me siento insultada cuando la iglesia no paga impuestos, cuando se les tienen que mantener sus propiedades muchas veces previamente robadas, cuando se me exige una entrada por visitar algunas de estas propiedades que yo visito por su valor arquitectónico no porque sienta simpatía por la iglesia y sobretodo me siento insultada cuando dicho estamento paga campañas publicitarias para que marque con una x la casilla de la iglesia. Pues conmigo lo tienen crudo. Es que no se puede ser más caradura.
Me siento insultada cuando cada dos por tres se está cambiando la ley de educación, cuando se juega con el futuro de mis hijas, cuando se quiere eliminar cualquier atisbo de creatividad en su enseñanza, cuando se quiere adoctrinar en lugar de enseñar y/o educar.
Se me insulta cuando se piensa que la lengua de un pueblo es una amenaza en lugar de una riqueza cultural.
Se me insulta cuando los poderes económicos me enganñan y a pesar de clamor popular, de los robos a pequeños ahorradores, de las falsificaciones de firmas y del me rio en tu cara, nadie paga por ello y encima tenemos que soportar que digan que se sienten amenazados y que sus vidas se han convertido en un infierno. Esas mismas personas que van a la cárcel y que son capaces de reunir dos millones de euros en tiempo récord para salir de ella, esos yo tengo claro lo que son, no lo voy a poner aquí que seguro que me denuncian por injurias y calumnias.
Me indigna profundamente que aquellos que se atreven a levantar la voz contra los poderosos se encuentren solos y que sean apartados de sus cargos e inhabilitados.
Se me insulta cuando se me impide el acceso a la justicia aunque si lo pienso bien para que acceder a una justicia que solo es justa con unos pocos o unos pocos que la pueden pagar.
Me indigna e insulta que senadores y diputados por el mero hecho de ostentar un asiento en las diferentes cámaras dispongan de por vida de una pensión, muchas veces complementada por cargos en empresas una vez dejan sus cargos políticos, empresas que sin duda les deben favores porque si no no entiendo segun que nombramientos de demostrados incompetente y que los trabajadores que levantan el país deban pasarse la vida trabajando y a la hora de cobrar una pensión, en muchos casos minsa, deban demostrar que lo han hecho y que han pagado impuestos toda su vida. Después cobraran una pensión que se verá incrementada, o no, cada año segun la subida del IPC, es decir en unos pocos euros al mes que en nada solucionan la economia doméstica de muchas personas, pero que sirven para que políticos y dirigentes se enorgullezcan y llenen la boca diciendo que han subido las pensiones.
Ah!!! y no hablemos de dietas y privilegios que me enerbo, porque eso de que el menu escolar valga 6,20 Euros y que ellos coman por 3 Euros y pico, me parece indecente y una burla más a la sociedad, como si no pudieran pagarse un menú diario de 10 euros, después de todo lo que se embolsan.
Me insulta y me indigna profundamente que se indulte a los criminales de guante blanco y que una mujer que ha vengado la violación de su hija vaya a la cárcel. Espero que la traten como a una reina y que le hagan la ola porque se la merece, muchos no tienen el valor de hacer lo que ella hizo aunque me atrevo a decir que sí las ganas.
Me insulta y me indigna que llevemos meses hablando de casos Noos, Gurtels, Bárcenas y demás y que seguramente los que tienen que pagar se iran de rositas, no devolveran lo que han robado y aquí paz y después gloria pero cuidadín con decir que alguien te parece un gran hijo de puta.
Y me insulta y me indigna que nos quiten la libertad de palabra y que encima quieran amotinarnos en un recinto cerrado si queremos manifestarnos o hacer huelga, y que se intente criminalizar el derecho de reunión.
Y me siento insultada y me indignan tantas y tantas cosas más que este post sería interminable.
Y no veo señales de mejora, porque nuestro único poder es el voto (uff otra cosa eso de un hombre un voto, y una mierda!!!), ellos se ampara en el número de votantes y la sociedad está cada vez más desencantada y cada vez descarta más hacer uso del único poder que a ellos les legitima. Porque como tenemos 10 millones de votantes vamos a putear a los 30 millones restantes.
Y ahora resulta que no podemos insultar, ni calumniar a los que llevan años haciendolo. Hay que joderse pero si es lo menos que se merecen.