Todos sabemos que la oferta gastronómica en Barcelona es muy amplia, como no podía ser de otra forma en una ciudad que se ha convertido en guirilandia, sin ofender, of course. Pero por otro lado el que la ciudad este invadida por los turistas es algo que provoca que aparezcan conceptos nuevos como El Nacional.

El Nacional es un multiespacio gastronómico ubicado en el Paseo de Gracia a pocos minutos de la Plaza Cataluña. Se ubica en un local modernista que data de 1889 y que durante toda su historia ha albergado un café teatro, una fábrica de tintes, un concesionario de coches antes de la Guerra Civil y finalmente un garaje hasta que en septiembre de 2014 se inauguró este espacio similar al conocido Mercado de San Miguel madrileño.

El concepto es interesante y muy atractivo ya solo la situación invita a entrar, situado en un pasaje se accede por una enorme puerta acristalada a la enorme nave donde se localizan los diferentes espacios. En total 4 barras y 4 restaurantes. Los restaurantes se localizan en los laterales a todo alrededor y las barras se sitúan en el centro.

Las barras están especializadas hay una de cervezas y otra de vinos donde se puede acompañar la bebida con pinchos y tablas de embutidos y quesos por ejemplo. También hay una barra dedicada a las ostras y una especializada en cóckteles.

Los restaurantes son La Braseria, La Llotja, La Taperia y La Paradeta. El nombre de los locales ya da alguna pista del tipo de comida que te puedes encontrar. Nosotros nos sentamos en La Paradeta, pudimos hacerlo enseguida porque eramos solo dos pero los grupos más grandes tenían que esperar mesa, era sábado sobre las 20.30 y el sitio estaba a petar. El local que más cola parecía tener era La Tapería, en cambio algunos de ellos aún estaban bastante vacíos a esta hora aunque sobre las 21.30 todo estaba bastante lleno.

collage-el-nacional

En La Paradeta la carta incluye pastas, ensaladas y cocas y también jamón curado. Comimos bien, la ensalada era generosa y la coca de escalivada con queso de cabra tenía mucho relleno, no tomamos postre la verdad es que yo ya estaba llena.

collage-comida-el-nacional

El precio algo más caro que en otros lugares pero ya se sabe cuando uno va a un lugar de moda situado en una calle privilegiada, de todas formas vale la pena de vez en cuando ya que el El Nacional tiene mucho ambiente y el público es muy variopinto.

También hemos probado la barra de vinos y embutidos donde tomamos lo que se ve en la foto que es un surtido de embutidos, una copa de vino blanco, una cerveza y un café. Todo ello por algo más de 30 euros, ya veis que no es nada barato pero por un día de vez en cuando, el lugar lo merece.

El servicio muy correcto y rápido.

A destacar la música que sonaba de fondo, grandes canciones de la historia de la música,  a un volumen muy correcto no impedía la normal comunicación con el resto de ocupantes de la mesa con los que se podía mantener una conversación a un volumen normal.

Y no os marchéis sin visitar los servicios. Con un aspecto vintage es interesante pararse un rato a observar la exposición de fotos donde se puede ver el proceso de transformación del local.

img_20170218_214615566

Artículo sobre El Nacional en la red:

El espacio gastronómico El nacional se instalará en el Paseo de Gracia publicado en La Vanguardia

El Nacional, multiespacio gastronómico en Barcelona publicado en Singulares: magazine de interiorismo y lifestyle

Si has estado en El Nacional, ¿qué sensación te dejó?