La Fonda Ca La Paula es un hotel restaurante situado en el municipio gerundense de Castellfollit de la Roca en la comarca de La Garrotxa. Este municipio es conocido por estar colgado en una cornisa basáltica y es unos de los reclamos turísticos de la comarca. Se encuentran referencias de esta fonda desde 1870, pon entonces llamada Fonda de Castellfollit, así que estamos ante un establecimiento con solera.

La Fonda Ca la Paula se localiza en la carretera principal que atraviesa el pueblo y que antes de que existiese la variante era de paso obligado para todos aquellos que quisieran ir de Banyoles a Olot.

El local tiene dos accesos, uno por la fachada principal y otro por la trasera, donde se localiza el parking. El acceso de la fachada principal da directamente al restaurante. Las mesas para los comensales se disponen en forma de U siendo una parte comedor y la otra bar, aunque sirven menús en todas las mesas del restaurante.

El local es acogedor y muy bien decorado, la atención fue muy correcta y a pesar de ser un grupo grande y con niños se adaptaron a todas nuestras peticiones infantiles. El menú era variado y extenso, para los niños había formulas que no obligaban a comer un menú entero, la relación calidad-precio buena teniendo en cuenta que es Cataluña.

Algunos primeros, entre ellos las famosas patatas de Olot.

Algunos primeros, entre ellos las famosas patatas de Olot.

El mismo menú se toma entre semana por un precio inferior. Las cantidades y la presentación muy correcta. La cocina basada en productos de temporada, algún plato típico de la zona, como las patatas de Olot, y las carnes a la brasa.

Los segundos

Los segundos

Estaba bastante lleno a pesar de ello el servicio fue rápido. No tiene demasiadas mesas así que si el grupo es grande es recomendable reservar con antelación ya que la zona es uno de los destinos de Cataluña con más afluencia de gente en fin de semana ya que se encuentra a hora y media de Barcelona.

En una segunda visita a Ca la Paula, después de un año, la experiencia ha vuelto a ser positiva. El menú sigue siendo muy extenso y variado y las raciones abundantes. Los postres caseros y muy buenos. Los niños pueden acogerse a la fórmula de comer solo un plato con postre a un precio de poco más de la mitad de un menú entero que es de 21 euros, en fin de semana, los refrescos no están incluidos.

El servicio fue muy bueno aunque por momentos algo caótico ya que eramos un grupo muy grande y era hora punta, tuvieron alguna confusión pero la solventaron rápidamente. También nos pareció que tuvieron el detalle de ajustar algún precio ya que no todos los niños hicieron medio menú completo, es decir no tomaron postre.

Ca la Paula sigue estando en la lista de nuestros restaurantes para repetir.

¿Y tu? ¿Conoces Ca La Paula? ¿Que te ha parecido?

Imagen destacada: www.booking.com