Puede que los Bed and Breakfast (B&B) sean los alojamientos que gocen de mayor popularidad en el Reino Unido. Se trata de casas de particulares acondicionadas como pequeños hoteles donde por un precio más que correcto obtienes cama y desayuno. Los B&B salpican toda la geografía del Reino Unido y no te será difícil encontrar alguno en cualquier pequeño pueblo

El Ben A’an House ha sido mi primer B&B y la experiencia no pudo resultar más positiva.

Reservamos a través de Booking bastantes meses antes de nuestro viaje aunque claro esta podéis reservar directamente en su web, algo que nos aconsejó Adriana, la propietaria. Más que nada porque si hay algún tipo de modificación de última hora, si la reserva la hacéis con ella directamente le resulta más fácil la gestión de estas modificaciones que pueden acarrear alguna reajuste de precio.

La población de Callander esta atravesada por la carretera A84 que cuando pasa por la localidad tiene el nombre de Main Street y es en esta calle donde se localiza esta casa. No tiene pérdida.

Adriana ya nos esperaba aunque llegamos pasadas las 20.00 horas. Nos recibió muy amablemente y nos enseño las habitaciones que íbamos a ocupar durante las dos siguientes noches. En total la casa dispone de tres habitaciones, dos de ellas comparten un baño que se encuentra en el pasillo, la otra es una habitación-suite.

Las habitaciones son sencillas pero muy completas. La que tiene dos camas da a la parte trasera de la casa y es muy tranquila, las otras dos son exteriores y tiene algo más de ruido. Dentro de la habitación hay espacio para dejar el equipaje, las maletas de mano caben debajo de la cama, televisión y también tetera eléctrica por si os queréis hacer un té. Las camas son confortables y hay calorcito dentro de la casa.

El cuarto de baño es muy amplio, dispone de ducha con grifo de tipo lluvia, hay jabón tanto en la pica de las manos como en la ducha y también secador.

En la planta de abajo hay una estancia con dos ambientes, por un lado un salón con televisión para el uso de los huéspedes y en la misma estancia el comedor para el desayuno. Podéis tomar desayuno continental y además hacer vuestra comanda la noche anterior según el menú disponible y que se cocina al momento. En el menú de desayuno podéis probar los productos típicos o si sois atrevidos meteros entre pecho y espalda un desayuno escocés. Yo soy más bien clásica y de estómago pequeño.

No puedo más que recomendaros este B&B por su ubicación, su accesibilidad, por la amabilidad de sus propietarios y por la buena relación calidad-precio.

Al volver a casa pude comprobar en las redes que el Ben A’An ha sido la opción de muchos más viajeros a parte de aquellos que opinan en Tripadvisor. Así que si viajáis en dirección a las Highlands y necesitáis hacer una parada técnica, Callander es una buena opción y además ofrece unos alrededores nada despreciables y algunas excursiones clásicas de la zona como las cercanas Bracklinn Falls.

Si habéis estados en esta casa no dudéis en compartir vuestra experiencia en los comentarios.