El Bar Tomate se localiza en la Calle Fernando el Santo, 26 a un paso del paseo de la Castellana, en Madrid. Es un restaurante de ambiente agradable, decoración chic y cocina mediterranea.

La primera impresión al entrar es muy buena, las mesas se disponen hasta el fondo en un local alargado y donde unas de las paredes es exterior con grandes ventanales pero no a pie de calle, es decir aquellos que pasean no tienen visión directa de las personas que estan dentro del restaurante por encontrarse las ventanas algo elevadas.

La atención es muy correcta y rápida, la mayoría de las personas que atienden la sala son jóvenes con muy buena presencia a juego con el ambiente y la decoración chic y moderna del local.

La carta es variada e incluye entrantes y ensaladas, pescados y carnes y postres. También sirven pizzas.

Es un local apto para todo tipo de público, nosotros comimos un sábado y había parejas, familias con niños y grupos de amigos.

De lo que nosotros tomamos me gustó especialmente el tartar de atún, soy fan del tartar de atún y el browne que estaba espectacular. Respecto al carpaccio de ternera con mascarpone que pedí deciros que es un plato algo pesado si como yo sois de los que os llenais rápido. El resto de personas que venían conmigo quedaron contentas.

El precio razonable relación calidad-precio pero no es un local barato.

Foto destacada: restaurantes.com

collage